Contenidos Jornadas Aguas Subterráneas

Mar 30, 2016 Categoría : sjornadas

Hidrogeología: conceptos generales

Antonio Pulido Bosch, Universidad de Almería

apulido@ual.es

 

Tras definir el concepto de Hidrogeología, se pasa revista al agua subterránea en el planeta, al comportamiento hidrogeológico de los materiales en la naturaleza y a los parámetros que condicionan el flujo en el medio subterráneo. Porosidad, permeabilidad, transmisividad, coeficiente de almacenamiento y difusividad hidráulica son algunos de los conceptos explicados.

Se abordarán igualmente los tipos de acuíferos, la zonación vertical en los mismos como paso previo al establecimiento de los mapas de curvas isopiezas, su significado y lo que aportan al conocimiento y a la cuantificación del flujo; como elemento básico, se enunciará la ley de Darcy para posteriormente comentar brevemente los regímenes de flujo en un acuífero y su importancia en la explotación de los acuíferos mediante sondeos.

Muy brevemente se hará un recorrido sobre el quimismo de las aguas subterráneas y su caracterización, poniendo un énfasis especial en la temperatura del agua y en las propiedades terapéuticas de algunas aguas–aguas termales y minero- medicinales- y en los procesos contaminantes de las aguas subterráneas.

Finalmente, se darán algunas pinceladas sobre las técnicas auxiliares aplicables en hidrogeología, con especial énfasis en los métodos geofísicos de prospección, en la aplicación de los trazadores al conocimiento de los acuíferos y muy especialmente los kársticos

La recarga artificial de acuíferos, la sobreexplotación de los mismos y las singularidades de los acuíferos costeros completarán este denso recorrido por el apasionante mundo de la Hidrogeología.

Las aguas subterráneas en Castellón. Contaminación de acuíferos

Ignacio Morell. Universitat Jaume I

morell@uji.es

 

En la primera parte de la exposición se pondrá de manifiesto la importancia de las aguas subterráneas en la provincia de Castellón con las que se atiende más del 50% de la demanda agrícola y la práctica totalidad de las demandas urbana e industrial. Aunque los acuíferos con mayor grado de explotación se encuentran en la franja costera se realizará una síntesis del paisaje hidrogeológico provincial.

En la segunda parte de la exposición se repasarán los procesos contaminantes más importantes y su incidencia en los diferentes acuíferos. Así, se relacionará el grado de explotación con los procesos de salinización y se expondrán algunos datos sobre la influencia de las actividades agrícolas en la calidad de las aguas subterráneas.

Finalmente, se apuntarán algunas posibilidades de gestión que puedan conducir a la mejora cualitativa y cuantitativa de las aguas subterráneas provinciales.

La planificación hidrológica en la Demarcación Hidrográfica del Júcar: la provincia de Castellón.

Teodoro Estrela Monreal. Confederación Hidrográfica del Jucar

teodoro.estrela@chj.es

 

España tiene una larga tradición en planificación de recursos hídricos que se remonta  a la planificación de obras hidráulicas de los inicios del siglo XX y más recientemente a la planificación de la Ley de Aguas de 1985 y a la nueva planificación derivada de la trasposición de la Directiva Marco del Agua a la legislación española. En enero de 2016 se ha aprobado los planes hidrológicos de cuenca correspondientes al segundo ciclo de planificación 2015-2021, siguiendo los criterios derivados de la Directiva Marco Europea del Agua. El objetivo de la planificación actual consiste en satisfacer las demandas de agua protegiendo adecuadamente el estado las masas de agua y equilibrando y armonizando el desarrollo regional y sectorial. Alcanzar este objetivo ha sido el gran reto de los planes hidrológicos de cuenca. El texto de esta ponencia describe y analiza el marco normativo, el ámbito territorial, los elementos fundamentales del plan hidrológico de la Demarcación Hidrográfica del Júcar y los aspectos más relevantes del plan en relación a la provincia de Castellón. Termina con algunas reflexiones que se derivan de la experiencia adquirida en la planificación hidrológica desde la entrada en vigor de la Ley de Aguas de 1985.

Captación de aguas subterráneas mediante sondeos

José Ramón Jiménez. Diputación de Castellón

jrjimenez@dipcas.es

 

Se propone que la construcción de sondeos para captación de agua subterránea no sea concebida como un fin en sí misma sino que ésta se enmarque en un contexto más ambicioso, como es el de la exploración hidrogeológica, entendiendo como tal una sistemática que conduce a  la localización y descripción de acuíferos para la captación de aguas subterráneas y valoración de los resultados del sondeo. También se destaca el papel que el control hidrogeológico desempeña para la mejor consecución de los objetivos señalados y para acometer futuros retos.

Se pasa revista a los principios de funcionamiento de diversos sistemas de perforación, avanzando por su campo de aplicación hasta que determinadas condiciones de trabajo dificultan su continuación, momento en el que se presenta cómo otros sistemas resuelven las dificultades técnicas sobrevenidas. Así mismo se destaca que la elección del equipo de perforación y medios auxiliares es una acción que condiciona el posterior desarrollo de todos los trabajos de construcción e incluso de valoración de la obra.

Se introducen algunas reflexiones sobre aspectos de interés, no siempre bien atendidos, relacionados con operaciones de acondicionamiento y acabado de la obra, en relación con entubaciones, elección de filtros, empaque de gravas, cementaciones, testificación geofísica o desarrollos.

Las aguas subterráneas en el abastecimiento a poblaciones

Belén Sanchez-Rubio Ruiz. FACSA

bsanchez@facsa.com

 

El uso de las aguas subterráneas está ampliamente extendido para diversos usos en zonas en las que no existe disponibilidad de agua superficial. Sin embargo, cuando el destino de agua es el abastecimiento, el cual tiene los condicionantes más restrictivos en cuanto a la calidad dentro de los usos comunes, la extracción de aguas desde pozos presenta ventajas adicionales. Su menor vulnerabilidad ante la contaminación y la mayor estabilidad en su composición, consecuencia de la existencia de barreras naturales y el efecto de filtro que proporciona su paso por el acuífero, aumentan la garantía sanitaria. En el caso de que el agua extraída precise de tratamiento, de manera adicional, se minimiza el pretratamiento necesario de la misma.

La extracción de agua de los acuíferos con destino de agua de consumo humano frente a la utilización de recursos superficiales como embalses y tomas fluviales presenta, asimismo, otros condicionantes y particularidades que serán descritos.

Se describirá también en qué consiste la captación de aguas superficiales desde pozos de ribera debido a su singularidad, ya que constituyen un ejemplo intermedio entre ambos orígenes.

La provincia de Castellón constituye un caso excepcional y muy ilustrativo a este respecto, ya que el abastecimiento a poblaciones se realiza casi exclusivamente con agua de procedencia subterránea. Se expondrán casos concretos de resolución de problemas de falta de caudal o calidad mediante la reubicación de captaciones, perforación de acuíferos concretos, creación de Consorcios para el abastecimiento de varios municipios o modificación y reajuste de la explotación de pozos.

Ventajas e inconvenientes de subsidiar el agua. Impacto en su uso eficiente

Enrique Cabrera. Instituto de Tecnología del Agua. Universitat Politècnica de Valéncia

ecabrera@ita.upv.es

En España la mayor parte de las grandes infraestructuras hidráulicas se han pagado con fondos públicos (potabilizadoras, depuradoras, grandes acequias, presas, grandes aducciones y colectores) y las han explotado los usuarios. Desde finales del siglo XIX cuando el político regeneracionista Joaquín Costa las impulsó, es una cultura muy bien arraigada. Durante los cuarenta años de la dictadura de Franco se potenció al máximo. Buena prueba de ello son los Planes de regadío (como el Plan Badajoz o el Plan Jaén) desarrollados en los primeros años de la dictadura. La entrada de España en la Unión Europea contribuyó a alargarla hasta, prácticamente, hoy. Con fondos procedentes de Bruselas se han pagado las más de las infraestructuras hidráulicas (o un buen porcentaje de la inversión requerida) cualquiera sea su uso final. Esta política hidráulica ha permitido que los precios del agua reflejen únicamente los gastos de explotación y mantenimiento, ignorando los costes de amortización de las instalaciones que, por lo general, son muy superiores.

Sin embargo esta política no se va a poder mantener en el futuro. Bruselas, desde 2014, apenas financia nuevas obras y, de otra parte, el Estado y las Autonomías, en el marco del euro, ya no pueden endeudarse más. Y, aunque tímidamente, la propia estructura de la administración lo viene reflejando pues atrás han quedado el Ministerio y las Consejerías de Obras Públicas. Por otra parte la Directiva Marco del Agua incluye, como preceptivo, el principio de recuperación de todos los costes, incluidos los ambientales, y que desde 2010 es obligatorio aunque, por el momento está siendo ignorado.

En el marco previamente descrito, se analizan las ventajas e inconvenientes de una política del agua subsidiada frente a una que incluye la recuperación de costes. También se discuten las consecuencias de la necesaria transición que los próximos años verán, pues no hay alternativa. Asimismo se estudian las posibles excepciones al principio de recuperación de costes (los núcleos rurales no tienen economía de escala para poder asumirlo y algunos usos agrarios no podrían seguir) y cómo mantener en estos casos los subsidios para que la eficiencia no se vea comprometida.

El acuífero del Maestrazgo

Bruno J.  Ballesteros Navarro. Instituto Geológico y Minero de España

b.ballesteros@igme.es

El acuífero de El Maestrazgo constituye un sistema kárstico litoral que ocupa la mayor parte de la mitad septentrional de la provincia de Castellón con una extensión próxima a 2.400 km2. Está formado por las potentes formaciones calizo-dolomíticas de edad Jurásico-Cretácico inferior, con espesores entre los 800 y 1.500 m y también puede ser clasificado como un acuífero profundo, ya que la existencia de un gradiente hidráulico muy bajo (1-2 ‰) y la rápida elevación de la topografía hacia el interior del continente hacen que, salvo en el sector litoral, la zona saturada se encuentre a profundidades superiores a los 450 m. El flujo subterráneo se establece a lo largo de conductos de circulación preferencial y la mayor parte de sus descargas naturales tiene lugar de forma localizada hacia el mar Mediterráneo a través de los manantiales costeros de las Fuentes de Alcocebre, Torre de Badum y Prat de Peñíscola. Es característica la ausencia de cauces superficiales permanentes, por lo que la alimentación del sistema se genera por percolación de la escorrentía superficial circulante a lo largo de dichos cauces, y por la infiltración del agua de lluvia sobre sus afloramientos permeables. Es de resaltar el elevado volumen de sus recursos renovables y su difícil cuantificación. La aplicación de distintos métodos los ha establecido entre 373 y 420 hm3/a. La explotación del sistema, por el contrario es muy reducida y de tan sólo 20 hm3/a, es decir equivalente al 5 % de su alimentación. Las aguas del acuífero son de buena calidad con mineralización media y predominio de la facies bicarbonatada cálcica. Sin embargo, la presencia de aguas cloruradas sódicas en el sector suroriental indica la existencia de procesos de mezcla entre aguas continentales y marinas. Por otra parte, los elevados contenidos en nitrato en algunos puntos, con valores de hasta 80 mg/L, y el gran espesor de la zona no saturada evidencian la rápida circulación del agua y la importancia de la recarga reciente del sistema, así como su escasa inercia. Por sus características El Maestrazgo es un acuífero de excepcional interés para el aprovechamiento de sus aguas. No obstante, su elevada vulnerabilidad frente a acciones externas requiere del diseño de un plan de explotación adecuado que permita mantener al mismo tiempo sus condiciones ambientales.

Proyecto InSiTrate: Tecnología insitu para la reducción de los nitratos del agua subterránea y la producción de agua potable

Irene Jubany Güell. Fundació CTM Centre Tecnològic

irene.jubany@ctm.com.es

El agua subterránea es uno de los principales recursos de agua dulce de nuestro planeta. En Cataluña esta representa un 20 % del total del agua utilizada. La principal problemática asociada al agua subterránea es la presencia de nitratos procedentes de la aplicación excesiva de fertilizantes químicos y orgánicos (purines) en la agricultura. El exceso de nitrógeno aplicado a los campos se pierde por lixiviación a través del suelo y se acumula en el agua subterránea hasta niveles no aptos para el consumo humano.

La bioremediación insitu de nitratos consiste en la transformación del nitrato a nitrógeno gaseoso a través del proceso microbiológico de la desnitrificación. Algunos microorganismos, que se encuentran de manera natural en el acuífero, son capaces de usar el nitrato como aceptor de electrones en su proceso de respiración, en ausencia de oxígeno. Sin embargo, este proceso usualmente ocurre en tasas muy bajas en el agua subterránea, debido generalmente, a la falta de donadores adecuados de electrones. Por lo tanto, la bioremediación insitu de nitratos consiste en proveer donadores de electrones en forma de materia orgánica mediante pozos. Los puntos clave de la tecnología de tratamiento son: el número de pozos de inyección y la ubicación, el tipo de materia orgánica empleada, la dosis de materia orgánica y el control del proceso para evitar procesos intermedios indeseados.

El proyecto LIFE InSiTrate propone un nuevo enfoque para el uso de la tecnología en la remediación biológica insitu basado en la producción de agua potable en acuíferos contaminados por nitratos. El proyecto tiene como objetivo demostrar la viabilidad técnica, económica y ambiental de esta tecnología mediante una prueba piloto que tiene lugar en Sant Andreu de Llavaneres. El piloto consiste en dos pozos de inyección de materia orgánica, cuatro pozos de control y un pozo de extracción de agua potable.

Gestión de recursos hídricos en Mallorca a través del sistema Sa Marineta-Costera-Estremera

Gabriel Serra Ruitort. ABAQUA

bserra@lagencia.cat

José Luis Fajardo Torres. FACSA

jlfajardo@facsa.com

 

Mallorca, a partir de la extrema sequía que sufrió en 1995, y que hizo necesario el aporte de agua del Ebro a través de barcos a la isla, diseñó un sistema de gestión de las dos principales masas de agua de la isla y de la demanda, aprovechando pozos de extracción, fuentes de recursos temporales y desaladoras.

Así pues, se creó un sistema que interconecta los dos grandes acuíferos de la isla, Estremera y Llubí Sa Pobla, permitiendo trasvasar agua desde el segundo al primero a través de pozos de infiltración. A este sistema se añadieron progresivamente tres desaladoras, una estación de bombeo que permite aprovechar un manantial de la Serra Tramuntana, que en épocas lluviosas aporta un gran caudal de agua para recarga de acuíferos, y una red de distribución desde Palma de Mallorca a Andratx.

Actualmente 14 poblaciones, entre ellas Palma de Mallorca y Calvià, reciben agua de este sistema, que se deberá ampliar para llegar a otras poblaciones de la isla que necesitan recursos adicionales de agua.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si pulsa "aceptar" está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR